El efecto placebo en cirugía.

surgery-688380_1920

Históricamente los científicos no han creído que el efecto placebo tuviese ningún tipo de efecto en la cirugía. Se ha pensado durante mucho tiempo que el placebo era un efecto mental mas relacionado con la sugestión que otra cosa. Pero las cosas cambiaron con un estudio[1] realizado en Australia que resulto sorprendente. Se trataba de validar la cirugia artroscopia en pacientes con  oesteartritis.

Se hicieron tres grupos, uno sometido simplemente a lavado artroscópico en el que la articulación era lavada con al menos 10 litros de fluido para quitar cualquier partícula. En este caso no se utilizó ningún instrumento mecánico para remover tejido, (solamente en casos de algún desgarro en el menisco, fue removido y suavizado); otro con lavado y desbridamiento, en el que fue eliminado cualquier parte de menisco degenerada y suavizado éste; y el tercer grupo que era el de control con falsa cirugía. A los pacientes de este grupo se les realizaron las incisiones de la artroscopia y se les sometió a falsa cirugía, durante la cual el cirujano simulaba la operación. Los cirujanos pensaban que la falsa cirugía no tendría efecto alguno. Todas las operaciones fueron realizadas por el mismo cirujano.

Lo sorprendente fue que los resultados no mostraron ninguna diferencia significativa en la reducción del dolor entre el grupo de control y el de placebo o falsa cirugía. Tampoco se encontraron diferencias significativas entre el grupo con cirugía real y el de falsa cirugía, en términos de la habilidad de caminar y doblar la rodilla al cabo de uno  y  dos años. El grado de confianza para excluir cualquier diferencia clínica significativa en estos parámetros entre el grupo placebo y los demás fue del 95%.

 

[1] A Controlled Trial of Arthroscopic Surgery for Osteoarthritis of the Knee. J. Bruce Moseley, M.D., Kimberly O’Malley, Ph.D., Nancy J. Petersen, Ph.D., Terri J. Menke, Ph.D., Baruch A. Brody, Ph.D., David H. Kuykendall, Ph.D., John C. Hollingsworth, Dr.P.H., Carol M. Ashton, M.D., M.P.H., and Nelda P. Wray, M.D., M.P.H.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *