El placebo y sus efectos secundarios.

doctor-563428_1920El placebo no solo es capaz de solucionar muchas enfermedades, también puede generar efectos secundarios, incluso de carácter fuerte. Uno de los ejemplos más impresionantes de lo que la mente es capaz de hacer fue un estudio doble ciego con quimioterapia placebo publicado en 1989[1]. El objeto del estudio no era el placebo, sino determinar la efectividad de unos tratamientos quimioterapéuticos sobre el cáncer estomacal, y  había un grupo de control con  el que contrastar el efecto del grupo al que sí se le dio quimioterapia. A este grupo de control se le administró una inyección de suero salino fisiológico en vez de los compuestos quimioterapéuticos. Los resultados positivos de la “quimio” no fueron muy llamativos, pero esto no es lo que ha hecho famoso a este estudio. El  motivo por el que es citado en mucha literatura médica este artículo, es por uno de los efectos que  sucedió en el grupo de control con la inyección del suero. Lo que ocurrió en este grupo es que ¡el 30%  de los participantes perdió todo el pelo! La creencia de que estaban recibiendo quimioterapia hizo que todo el pelo se les cayese.

[1] A controlled, prospective, randomised trial of adjuvant chemotherapy or radiotherapy in resectable gastric cancer: interim report. British Stomach Cancer Group. W. H. Allum, M. T. Hallissey, L. C. Ward, and M. S. Hockey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *