Stress,Cancer y terapías conductuales.

girl-worried-1215261_1280Vamos a comentar  un artículo[1] sobre la relación entre stress y cáncer y los descubrimientos sobre la misma durante estas últimas décadas. Ya en la antigua Grecia, Galeno relacionó la personalidad melancólica como más susceptible en mujeres con la posibilidad de sufrir cáncer de mama. Durante las últimas décadas diferentes estudios clínicos y epidemiológicos han tratado de enlazar factores psicológicos como el estrés, la depresión crónica y el aislamiento social con la incidencia y progresión del cáncer. A pesar de que el mecanismo que conecta estos hechos puede no ser totalmente conocido,  recientes descubrimientos parecen identificar conexiones entre los  sujetos de estudio de la neuroendocrinología y la aparición de cáncer.

Los efectos del stress son realizados por medio del sistema nervioso simpático y el eje hipotalámico-pituitario-adrenal, a través de unas serie de hormonas y peptidos, como la epinefrinina, cortisol, etc. Se ha comprobado en modelos humanos y animales que el estado de stress es capaz de disminuir la respuesta del sistema inmune. De hecho algunos medicamentos que se utilizan para reducir su acción como son los corticoides son hormonas del stress. Estas hormonas pueden afectar a varios mecanismos de progresión de la enfermedad de diferentes maneras.

En este articulo, se analiza como afecta el stress a varios mecanismos necesarios para el desarrollo del cáncer:

-Proliferación y crecimiento del tumor primario y metastasis: algunos estudios muestran relación entre hormonas del stress y crecimiento de células cancerosas dependiendo del tipo de cancer.

-Migracion e invasión: se conoce que las hormonas del stress son capaces de estimular la movilidad y capacidad de invasión de las celulas cancerigenas.

-Angiogénesis: las masas de tumor sólidos necesitan de venas para aportarles alimento y el cancer es capaz de estimular la creación de nuevos vasos sanguíneos para ello, este mecanismos se denomina angiogénesis. Algunas sustancias como la norepinefrina tiene actividad sobre algún factor de crecimiento endotelial y otros, asi que la acción de estas sustancias tambien puede favorecer la angiogenesis.

-Supervivencia celular: algunas hormonas del stress tambien podrían mejor la supervivencia algunos tipos de cancer, e influir en el mecanismo de aptosis.

Todos los datos nos inducen a pensar que las terapias conductuales, como pueden ser entre otras, la meditación, el mindfulness, yoga, taichi, etc, pueden tener influencia en la evolución de la enfermedad y deberían incluirse en combinación con los tratamientos clásicos y realizar estudios sobre la efectividad de los mismos, tal como comentan en las conclusiones:
“A pesar de grandes avances se han producido en la comprensión de la influencia de los factores de comportamiento en la iniciación del cáncer y la metástasis , se requiere más investigación para entender completamente la complejidad de los mecanismos , junto con la interacción con el sistema inmune y para desarrollar ensayos clínicos significativos. A medida que evoluciona el tratamiento del cáncer de tener enfoques terapéuticos específicos para cada paciente , la inclusión de las intervenciones farmacológicas y conductuales se puede utilizar en combinación con las terapias convencionales para producir resultados superiores con suerte , pero necesita más investigación.”

Puedes leer este articulo en ingles:http://en.lifefulnessproject.com/stress-and-cancer

[1] The Neuroendocrine Impact of Chronic Stress on Cancer. Premal H. Thaker1 and Anil K. Sood2,3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *